Impermeabilizaciones de fachadas

Como impermeabilizar fachadas

La humedad en la fachada causa moho y una capa verde puede crecer en la fachada. Si la humedad penetra hacia adentro, también se pueden formar manchas de moho en la pared interior, que esparcen un aire mohoso en el interior de la casa o local. La solución es impermeabilizar la fachada.

la primera tarea siempre es reparar las fisuras y las grietas del muro, eliminando los restos de pintura antigua y de moho.

Prepara la fachada antes de impermeabilizar 

En una pared limpia, el tratamiento impermeable se adaptará perfectamente al sustrato y durará muchos años en perfecto estado.

Esto también puede evitar que el agua entre en las paredes de otros edificios, como yeso, hormigón visto, ladrillos, placas de yeso, etc.

Aplicando el impermeabilizante de fachada

Puedes usar un rodillo, brocha o pistola de presión para aplicarlos, pero es importante no impermeabilizar fachadas en días de lluvia, de lo contrario, la lluvia arrastrará tratamiento y tendrás que volver a aplicarlo.

Se recomienda comenzar a trabajar en la zona superior de la fachada y luego bajar.

Si utilizas brocha o rodillo para aplicarlo, no lo sobrecargues, de lo contrario dejará manchas.

 

Asegúrate del resultado de tu fachada

Normalmente, tendrás que aplicar dos manos con media hora entre ellas.

Por último, si quieres comprobar el efecto de la impermeabilización en la pared de ladrillo visto, déjala secar durante 24 horas y luego vierte agua en la pared.

Verás como el agua rebota, se desliza y no es absorbida por el revestimiento de fachada. Esta solución también es adecuada para paredes revestidas con piedra o mortero.